Peter Krause y una de las mejores series de todos los tiempos

Peter Krause empezó su carrera como muchos otros actores: con multitud de papeles secundarios. Después de apariencias en Seinfield, Beverly Hills 90210, Ellen y alguna otra, su primer papel importante fue en Cybill, una serie americana de los 90 que nunca llegó a España. De ahí pasó a tener un papel protagonista en Sports Night junto a Lynette de Mujeres Desesperadas (Felicity Huffman).

A pesar de que Sports Night sólo llegó a tener dos temporadas es una serie muy apreciada por la crítica y que desde aquí queremos recomendar. Su creador, Aaron Sorkin, acababa de ganar el Oscar por “American Beauty” cuando creó esta serie que cuenta los entresijos de un programa televisivo de deportes. Se trata de una serie a medio camino entre el drama y la sitcom basada en personajes sólidos y con diálogos ágiles e inteligentes. A pesar de las buenas críticas y de la aparición estelar del marido de Felicity Huffman (William H. Macy), las bajas audiencias la hicieron desaparecer tras su segunda temporada. Para entonces Aaron Sorkin, que más tarde volvería a retratar el detrás de las cámaras en la también fallida Studio 60, ya estaba embarcado en su gran éxito televisivo: El Ala oeste de la Casa Blanca. Aunque la crítica suele acompañar a Sorkin, en la televisión sólo se ha ganado el aprecio del gran público en 1 de 3, sin embargo este año parece haber contentado a ambos con su última película, La red social.

Pero volvamos a la serie que me llevó a mí a conocer a Peter Krause y que está en mi top 3 de series favoritas: A dos metros bajo tierra. Se trata de un dramón con todas las letras. De hecho la serie se va haciendo más y más dramática hasta que en la quinta y última temporada uno no para de llorar en cada capítulo. Sin embargo, también está sembrada de toques de humor negro aquí y allá con los que se consigue un equilibrio único cuya originalidad hace que sea difícil describirlo con palabras. La serie empieza con la muerte del padre de la familia Fisher, con su desaparición, es Nate (encarnado por Peter Krause) el que toma las riendas del negocio familiar: una funeraria. La serie está plagada de actores estupendos, la piedra angular de una serie que se basa en sus personajes.

Entre ellos destaca la familia más inmediata de Nate: sus hermanos y su madre. La hermana pequeña, Claire, es uno de los mejores retratos de una adolescente en la televisión moderna. Lauren Ambrose consigue reflejar tanto la angustia como la desidia como las ganas de vivir típicas de la adolescencia. Además, en un par de capítulos aprovechan para dar un toque de humor usando sus dotes como cantante (estudió para ser cantante de ópera), con lo que a lo largo de la serie toca todos los registros: desde el drama al musical. Frances Conroy, a la que pudimos ver recientemente haciendo de mujer ricachona en Mujeres Desesperadas encarna a la perfección a una madre reprimida, anclada en el pasado que poco a poco tiene que aceptar su nueva realidad. Observar este viaje de la señora Fisher es simplemente una maravilla, cada novio que le sale es más divertido que el anterior y las situaciones que vive ponen a menudo el toque de comedia, como cuando se encuentra con su hermana hippy (la eterna actriz secundaria Patricia Clarckson) o acaba alucinando por tomarse las drogas de su hija por error.

Qué podemos decir del otro hermano de Nate: David, encarnado por el gran Michael C. Hall. Que si ya nos había convencido de que era un gran actor con su papel de hermano gay, nos terminó de convencer cuando vimos su transformación en el asesino en serie al que todos queremos: Dexter. Como pequeña curiosidad diremos que tanto Michael C. Hall como Peter Krause han acabado liándose con sus hermanas en la ficción en las series que han hecho después de “A dos metros”. Michael se casó con la actriz que encarna a su hermana Debra en Dexter (Jennifer Carpenter), aunque ya se han divorciado. Y hace poco se confirmó que Peter está saliendo con su hermana en la pantalla en la serie de la que hablamos en el último post, “Parenthood“, la eterna madre soltera Lauren Graham más conocida por su papel de Lorelai en Las chicas Gilmore.

Lauren Graham y Peter Krause

 

Por último, entre todos los grandes actores que han pasado por “A dos metros” queremos destacar las dos mujeres de Nate Fisher: Lisa y Brenda. Lisa, su segunda mujer fue interpretada por una asidua de las películas independientes (Lili Taylor) incluida una de las primeras creaciones de Isabel Coixet “Cosas que nunca te dije”.

Su primera mujer, Brenda, es una joya de personaje llevado a la vida por una joya de actriz: Rachel Griffiths. En la serie, su personaje de hija de psiquiatras y con un hermano bipolar tuvo bastantes problemas para mantener la cabeza en su sitio. A ella y a su último papel, en el que ya lleva cinco años (Cinco hermanos), dedicaremos el próximo post.

Después de “A dos metros” Peter Krause protagonizó la interesante mini-serie La habitación perdida y después la no tan interesante Dirty Sexy Money, una serie en la que Peter era el abogado de una familia numerosa de multimillonarios corruptos. Sin embargo, tras este pequeño fracaso, Krause parece haber encontrado un nuevo filón en su papel de “Parenthood” como marido de Monica Potter, de la que hablamos en el post anterior. Es curioso que tanto él como su mujer en la ficción, Rachel Griffiths, han vuelto a encontrar el éxito tras “A dos metros” en dos drama/comedias familiares muy similares: series que giran en torno a las vidas de los miembros de una familia numerosa, muy centradas en los personajes aunque más facilonas que la que ya es un clásico: A dos metros bajo tierra.

Cuando A dos metros terminó su última temporada ocurrió un fenómeno muy poco frecuente: a la mayoría de sus fans les encantó el último episodio. De hecho, a menudo se habla de ese capítulo como uno de los mejores cierres de series de la televisión. Su desaparición nos dejó un gran vacío. Aunque su creador, Alan Ball, guionista de American Beauty, no hace más que cosechar éxitos con su nueva serie True Blood, para nosotros, no es lo mismo.

  • Cómo hago para ver “A dos metros bajo tierra”. Además de en internet, como la serie acabó hace más de cuatro años, se pueden comprar los DVDs de sus cinco temporadas (77€ en FNAC).
  • Te gustará “A dos metros…” si te gustan los dramas que se centran en el desarrollo de los personajes, con una estética muy cuidada y con un punto de humor negro.
  • En el próximo capítulo. Hablaremos de Rachel Griffiths, una gran actriz australiana a la que últimamente podemos ver haciendo de Sarah Walker en Cinco hermanos.
Anuncios
Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | 1 Comentario